GREATEST HITS de Fleetwood Mac

Greatest HitsPara ser escuchado sin parar durante semanas

No sé si les pase a ustedes, pero cuando yo voy a una tienda de discos, me encanta darme unas vueltas por la sección de lo que las disqueras han bautizado como “Línea Media”. Estos son discos de catálogo, nunca novedades, cuyo precio disminuye notablemente supongo porque son clásicos que o bien la gente ya posee o bien porque se venden (o han vendido) con tanto éxito a lo largo de los años que las compañías pueden costear esta reducción y aun así obtener una ganancia.

En esta chulada de sección uno encuentra, entre varias otras joyas, decenas de compilaciones de Grandes Éxitos de bandas de todo tipo. Tengo que confesar que amo este tipo de colecciones. Para conocer a una banda, como primer acercamiento, funcionan extraordinariamente bien; su utilidad también te permite, cuando conoces bien la trayectoria del grupo en cuestión, contar con un álbum que cargas en el coche y que hace las veces de pista de karaoke lleno de éxitos.

La última vez que visité una tienda de discos, encontré en la sección de Línea Media elGreatest Hits de Fleetwood Mac. En este caso particular, mi adquisición no representaba un primer acercamiento con la banda. Conozco su trayectoria; admiro el estilo vocal de Stevie Nicks, me gustan las letras, me parecen muy fresas pero muy encantadores. Su música me funciona para momentos diversos: coche, casa, miércoles por la noche, domingo por la tarde. El disco Rumours, exitoso como ningún otro en la historia del grupo, me parece buenísimo. Por todo lo anterior, mi compra del Greatest Hits surgió a partir de querer tener un compendio de sus mejores canciones (incluso cuando esto significa aguantar la parte ochentera de su trayectoria, mucho menos atractiva que lo creado en los setenta).

En el camino de regreso a mi casa, lo escuché. Y al día siguiente. Y el día después. Una compilación de grandes éxitos de Fleetwood Mac puede ser escuchada sin parar durante semanas. Las razones para ello giran alrededor de lo variada que es su música. Dependiendo del año, de la década o de cuál de los tres vocalistas lleva la canción, puedes encontrarte con un Fleetwood Mac distinto, todos ellos geniales y en ningún momento cansados, precisamente por esta variedad. Los cambios en el estilo pueden conocerse con detalle escuchando sus discos de estudio, pero son 17 y dudo que a estas alturas, con tanta música en el mundo, algún neófito en Fleetwood se vaya a aventar esta maratónica tarea; confíen, entonces, en que están bien representados en esta colección de éxitos. Por ello, ya sea para entrarle a la banda y empaparse un poquito de lo que ha sido a lo largo de su historia o simplemente para contar con un muestrario de su talento, un disco como este Greatest Hits es fundamental.

Publicado en mascultura.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *